La reactivación del cliente es el procedimiento que se realiza a partir de que aquél incurre en las siguientes incidencias:

  • Deja de concurrir al menos 15 días al gimnasio
  • Se atrasa en el pago por segunda vez
  • Plantea alguna incidencia en relación a la calidad de los servicios (quejas, desconformidades, etc.)