Seleccionar página

¿De verdad, el mejor Marketing? Si, pero además es muy simple. Primero que nada piensa que hace de tus servicios un servicio único. Quienes son tus clientes? Lo puedes describir? Los pueds describir? Lo puedes hacer en 15 palabras o menos? La mayoría de los profesionales de fitness no pueden hacerlo. Se les complica mucho. Las respuestas suelen ser vagas y estereotipadas, como «obtenemos resultados· , «ofrecemos una atención oersonalizada2 o «cuidamos de nuestros clientes».

En realidad lo que hace única a una oferta de servicios tiene que ver con los programas que ofreces.
Fitness Marketing

Preguntate un par de cosas ahora:

A quien quieres entrenar? Se específico.
Qué hace de tu servicio único?

SE DIFERENTE

Las respuestas a estas preguntas son la base para crear el mejor marketing de todos los tiempos. A las personas no les interesan los generalistas; queren soluciones específicas a su problemas específicos. Por eso es que debes apuntar específicamente a lo que quiere tu cliente ideal, y lo que le haga decor: «eso es específicamente lo que estaba buscando». Lo hacen? No estoy sugiriedo que el proceso no sea importante; lo es. Es concretamente lo que ofreces, el servicio que provees lo que te hará único y en lo que estarán interesados tus clientes. Tus clientes ideales preguntarán qué hay para ellos. En función de estos tópicos es que te presento el mejor marketing posible.

1. Tipo de Cliente. Determina EXACTAMENTE quien será tu tipo de cliente. Ser generalista es conformarse con una diferenciación basada en el gérnero («actividad física para mujeres») o basada en la actividad (futbol, entrenamiento funcional, etc)

Ser específico es ir más allá y ofrecer un servicio que apunte a una serie de caractrerísticas que permitan al cliente ideal identificarse perfectamente con tu nicho de mercado: Por ejemplo:

Mujeres de mediana edad que quieren  bajar de peso y son sedentarias.
2. Tipo de Servicio. Identifica claramente que hace que los beneficios que ofreces son únicos. Esto se refiere a la competencia en tu zona. Qué te diferencia del resto de competidores?
3. Conecta el punto uno del dos. Tus servicios deben apuntar específicamente al tipo de cliente al que te diriges. Esto significa que si te diriges a mujeres que quieren bajar de peso y tu servicio es entrenamiento para futbolistas… esto no es coherente. Ajusta al máximo ambos puntos.
4. Crea un mensaje simple frente a tu cliente. Este es un ejercicio muy bonito e intenso que debes realizar y tiene que convencer en poquísimas palabras a tu clkiente ideal. Imagínalo frentea ti y crea una frase «mágica» que le convenza de que entiendes lo que necesita y que tienes una solución para él.
5. Ofrece un servicio Inolvidable. Un servicio inolvidable es aquel que, no solo ofrece soluciones tangibles al cliente, sino que excede sus espectativas. Nadie va a un Centro esperando más de lo mismo. En el fondo quieren sorprenderse. Crea algo sorprendente; una experiencia que signifique una oportunidad de satisfacer a quienes hasta ahora han obtenido más de lo mismo.
6. Ayuda a tus clientes a compartir tus servicios con otros. Convence a tus clientes de la importancia de los beneficios de tus servicios; convencelos de por qué ellos noecesitan de tus servicios y poorqué tú eres el único que tiene la solución específica que necesitas. Ofrece experiencias inolvidables. Si haces todo eso, pues, ellos podrán con naturalidad y facilidad decirle a otros quién eres, qué haces y porqué deberían venir contigo. 

En una palabra, transformate en un educador de opinión que permita a la gente a mejorar sus elecciones de lo que es un buern servicio y de lo que no lo es.

Hacer estas cosas te convertirá en un profesional que aplica el mejor marketing de todos. Es básicamente lo que yo llamo el embudo de marketing inverso, o el antimarketing. El marketing clásico basa su estrategia en una propuesta general de servicios y trata de llegar a un número mayoritario de «prospectos» para luego, aplicando una serie de filtros. 

El antimarketing se basa en un camino inverso, que consiste en ir a la busqueda de un sector específico de clientes a través de un servicio concreto. Ello provoca un mejor ajuste oferta-demanda, un ahorro en los esfuerzos de comunicación y un posicionamiento más adecuado a tu nicho de mercado.