Seleccionar página
Hoy vamos a hablar primero de lo que se necesita para tener éxito en el negocio del fitness.

Tienes que ser honesto contigo mismo y aceptar la realidad tal cual es. Si tu empresa no está trabajando bien, y no estás haciendo el dinero que deseas, tienes que aceptar el hecho de que las cosas deben cambiar, y se deberás hacer las cosas de manera diferente.

Hacer las cosas de manera diferente significa que sales de tu zona de confort, que comienzas a preguntar por refereridos, a enviar por correo boletines de noticias a tus clientes, creando relaciones de negocios mediante referidos, realizar eventos de marketing, talleres y conferencias de fitness, y cambiar aspectos básicos de tus acciones de marketing.

Pero, sobre todo, se necesita un cambio de mentalidad, que implica invertir en Marketing de Fitness y trabajar «en» tu negocio, y no sólo “para” tu negocio. ¿me explico la diferencia?)

Házte estas preguntas, “¿Cuánto tiempo invierto dando clases a los clientes todas las semanas?”
Luego pregúntate: “¿Cuánto tiempo invierto en marketing de tmi negocio cada semana?”

Lo que normalmente vemos en la mayoría de las empresas de fitness es que el gerente o dueño del gimnasio invierte muchas horas dando clases o trabajando para su empresa, que pueden pasar de 20 a 30 horas de entrenamiento cada semana, pero sólo dedican de 1 a 2 horas para el marketing de sus negocios cada semana.

Y 1-2 horas es generalmente considerado como aceptable para este sector. La mayoría de gerentes suelen pasar de 1 a 2 horas al mes. Una vez que hayas realizado un cambio de mentalidad, pasarás la mayor parte de su tiempo pensando y creando sistemas de marketing que producirá un flujo constante de nuevos clientes: en ese momento, sólo en ese momento, estrás en camino hacia el éxito financiero de tu negocio de fitness.

Suelo enseñar a mis clientes a pasar por lo menos 8 horas (un día completo) cada semana, sólo en el marketing. Y eso es sólo para comenzar. Una vez que comiences a ver los resultados en tu negocio, con un buen marketing y con ideas de promoción, estas tareas se transformarán en adictivas y estarás pensando en ello todo el tiempo.

Más de un cliente, sin embargo,me ha dicho:

“Oh sí, yo entiendo todo esto, Rodolfo; estoy de acuerdo con lo que dices, ya que son cosas importantes, pero eso suena como… demasiado trabajo. No me he metido en este negocio para hacer tanto trabajo, ya he tenido un trabajo donde tenía que trabajar 40 -50 horas a la semana, y ya no quiero trabajar tan duro. ”

Este mismo cliente, en la misma sesión, declaró que estaba viviendo al día, de un mes al otro, y no tenía nada de dinero en sus cuentas, y tuvo que usar sus ahorros personales para pagar sus gastos generales. He invirtió hasta lo que no tenía en su gimnasio, sólo para decir “No quiero tener que trabajar tanto!!!”.

Algunos propietarios de negocios NO viven en la realidad. He aceptado este hecho, pero en algún momento, tienen que aceptar la responsabilidad total de su negocio, lo cual repercutirá en su vida personal.
Si tu negocio no te está ofreciendo lo que deseas, entonces la única forma de cambiar es a asumir la responsabilidad total, empezar por cambiar tu mismo y empezar a pensar cómo operar de manera diferente con tu negocio.

No va a suceder de la noche a la mañana, pero sólo debes tener confianza y dar los primeros pasos, como lo haría un bebé… y te sorprenderás de lo que puede suceder.

Por tus éxitos,
Rodolfo